Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
22 abril 2014 2 22 /04 /abril /2014 02:27

Por eso me llevó al río, 

no sabía que era mozuela,
pensé que tenía marío.
Pensé: “si por mi se cuela,
yo me haré el desentendío”.
Mañana de procesiones,
en la calle tó el gentío
Y casi por compromiso,
porque me cogió bebío,
puso mi mano en su pecho
y yo me sentí perdío.
Nos hicimos los lipendis
y huimos en su vespino.
Al llegar al puente lata,
donde vamos los domingos,
nos fuimos tras de las cañas
y se quitó su vestío.
Unas braguitas de cinta
y un sostén descolorío,
era cuanto ella tenía
pa resguardarse del frío.
por eso..., pa calentarla,
yo que estaba ya encendío,
me puse allí a magrearla,...
lo que me permitió el vino.
porque ni el viento del viaje,
a mí me dejó muy fino.
Aun así me comportaba,
me desnudé yo lo mismo,
quitándome casi todo,
quedándome en calzoncillos.
Me porté como quien era,
como un borracho legítimo,
y tuve yo un gatillazo
de los que son muy sentidos.

¿Qué se podía esperar?...

¡¡Si estaba harto de vino!!
Quise regalarle el Wasap
y me dijo : “mira tío,
si yo quisiera esas cosas,
tendría yo ya un marío”.
¡¡Me dio un corte que no veas!!...,
y me dejó todo frío.
Que no la creí mozuela,
cuando me llevó pal río.

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Juan 05/17/2014 21:19


Muy bueno el poema, más que eso: ¡buenísimo!


El gatillazo sé lo que es, si es una aventurilla no pasa ná, se olvida pronto; pero cuando se trata de una relación fuerte de algunos años y se presenta la oportunidad, hace mucho daño. Se pierde
todo y queda un regusto amargo.  Un abrazo, Pedro.

  • : El blog de Pedro Jesús Cortés Zafra
  • : En este Blog, Pedro Jesús Cortés Zafra acumula sus artículos y otros escritos. Mediante ellos pretende expresar sentimientos y pensamientos enredando palabras.
  • Contacto

Archivos

Enlaces