Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 agosto 2013 4 01 /08 /agosto /2013 23:53

 

Con sol claro en la mañana

y su azada, el labrador,

camino de la besana

va cantando su dolor.


Que una muchacha serrana

más guapa que el agua clara

para otro se engalana

y a él le vuelve la cara.

  

Ya, entre los zurcos, sembrando

él canta una seguirilla

y su alma va soltando

el sufrir por la chiquilla.

  

Y aunque sabe aun no son novios

porque el otro es un pasmao

los celos le vuelven loco

sintiéndose desplazao.

  

¡¡Ay, qué penita más grande!!,

ya se siente un desgraciao

que la niña de sus ojos

ni siquiera lo ha mirao.

  

Pero al fin llegó la feria

y al paseo todos salen

él arrastrando su pena

bebe y canta por verdiales.

 

La nena con el mozito

presumio y perfumao

ya va cogida del brazo

pero... ¡por fin lo ha mirao!

 

¡Ay, que alegría más grande!

que sus ojos se han cruzao

y una sonrisa en su boca

parece que le ha esbozao.

 

¡¿Pero porqué va con ese,

tan enclenque y desgarbao?!

¡Si parece un maniquí

de escaparate sacao!

 

Pensando se fue pal bar

se arrió... tres latigazos

pa la lengua despejar

y luego salió a buscarlos.

 

¡Qué pena lleva en el alma!

¡Qué alegría que lo ha mirao!

Que la alegría y la pena

lo tienen descontrolao.

 

Se encontró con un amigo

que lo quiso acompañá

¡deja!, ¡no vengas conmigo

que hoy no estoy yo pa ná!.

 

El corazón se le sube

por la garganta botando

a la parejita guapa

enfrenta y dice cantando.

 

“Digna de un emperaor

es la muchacha que llevas

me parece mucha flor

para tan poca maceta”.

 

¡¡Vaya por fin me has hablao!!

dijo entre risas la niña

siempre pasas por mi lao

y a to lo más tú suspiras.

 

Y si tanto te interesa...

¿qué haces con ese a tu lao?

Y... ¿de qué te ries tú

muchachito niquelao?

 

“Que yo soy su primo hermano

el que vive en la ciudad

y tengo un novio mu guapo

no se vaya uste a pensá”...

 

Ya las risas de la niña

le suenan a cascabeles

parece que le arrancaron

espinitas de sus sienes.

 

¡Ay! ¡qué alegría más grande!

Sin poderlo remediá

cogió al primo entre sus brazos

y lo iba a espanchurrar.

 

¡Suéltame, bruto animá!

que mi novio es mu celoso

y si se llega a enterá

no se pondría gracioso.

 

No está viendo que mi prima

está que bebe los vientos

y hasta el aire la lastima

al verte pasar tan serio.

 

¡No hay quien entienda a los hombres!

¡Ay Dios, qué pocos reflejos!

¿Qué estarías tú esperando

para tirarle los tejos?

 

Los colores de la niña

ya son de rojo pasión

y dice, voz temblorosa

“bueno, ¿paseamos o no?.

 

 

Autor: Pedro Jesús Cortés Zafra.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by pjczafra
Comenta este artículo

Comentarios

  • : El blog de Pedro Jesús Cortés Zafra
  • El blog de  Pedro Jesús Cortés Zafra
  • : En este Blog, Pedro Jesús Cortés Zafra acumula sus artículos y otros escritos. Mediante ellos pretende expresar sentimientos y pensamientos enredando palabras.
  • Contacto

Enlaces